End Game

End Game

“Cae. Levántate. Aprende” (Mike Norton).

Hace unos meses se estrenó la última película de la saga de “Los vengadores” (Avengers: End game). El film conmovió y convocó a millones de fans por todo el mundo. A menos de 20 días de su estreno, recaudó más de 700 millones de dólares en Estados Unidos. No soy seguidor de ninguna de esas películas ni es que desde este espacio recomendamos verlas, pero, al leer  comentarios sobre la saga Avengers, se pueden extraer varias lecciones prácticas para nuestra vida espiritual.

1. Juntos es mejor: En estas películas no se trata de un solo superhéroe que lucha contra los villanos, sino de una unión de todos contra el mal. Aquí no deberían primar las discordias ni las divisiones. No estás solo en las luchas espirituales. Más allá de que Dios está contigo, debes recordar que puedes contar con tus amigos de la escuela, de la iglesia y del Club de Conquistadores.

Únete a Dios y únete a tus compañeros para vencer las tentaciones. Dijo Jesús: “Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste” (Juan 17:21).

2. Uno para todos, y todos para uno: En “Los vengadores”, cada personaje posterga sus intereses personales en pos de los intereses del grupo. En la ficción, si el destino del Universo está en juego, todos se reúnen para el bien común. La realidad supera a la ficción: la lucha del bien contra el mal es palpable. Estamos en medio de un inmenso conflicto cósmico.

Por eso, aquí y ahora es tiempo de pensar en los demás. Colabora, participa, aporta. No fuimos creados para vivir en un estado de egoísta soledad. La unión hace la fuerza. Dijo Salomón: “Más valen dos que uno, pues mayor provecho obtienen de su trabajo. Y si uno de ellos cae, el otro lo levanta. Pero ¡ay del que cae estando solo, pues no habrá quien lo levante!” (Ecl. 4:9, 10).

3. La victoria es posible: Ganar es el objetivo final tanto de este grupo selecto de superhéroes como de los malvados. Pero ganar implica riesgos, renunciamientos, estrategias y, por sobre todo, decisiones.

No importan tus derrotas del pasado. Si estás leyendo esto, quiere decir que aún tienes vida y que el triunfo está a tu alcance. Decide hoy formar parte del grupo que confía en Dios, que estudia su Palabra, que ora todos los días y trabaja para que otros conozcan más de su amor. Escribió el apóstol Juan: “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo: nuestra fe” (1 Juan 5:4).

¡Se inicia el juego!

Este artículo pertenece a la versión impresa de la revista Conexión 2.0, correspondiente al cuarto trimestre de 2019.

Escrito por Pablo Ale, Director de la Revista Conexión.

Instagram Stories

Instagram Stories

“Las puertas que abrimos y cerramos cada día deciden las vidas que vivimos”

(Flora Whittemore).

Cuando Instagram anunció el lanzamiento de una nueva función llamada “Instagram Stories” (historias de Instagram), hubo gran expectativa. Su principal cualidad es la de otorgar a los usuarios la posibilidad de subir fotos y videos cortos, que desaparecen luego de 24 horas.

Estoy seguro de que cada vez que ingresas a esta red social indagas en los círculos que aparecen allí arriba para ver las apasionantes (o no) historias de tus contactos.

Las historias de Instagram aparecen todo el tiempo y a cada instante. Nos sorprenden, nos emocionan y nos actualizan de todas las novedades. Son historias breves. Historias que vienen y se van. Historias que son imprescindiblemente reemplazables.

En la Biblia también hay muchas Instagram stories. Son personajes que aparecen una o muy pocas veces, con participaciones brevísimas pero extraordinarias (en algunos casos) y repudiables (en otros).

Entremos al Instagram de Jahaziel y veamos su story. La publicó en 2 Crónicas 20:14 y 15…

En el Nuevo Testamento encontramos la Instagram story de Demas. Lee 2 Timoteo 4:10…

Dos historias cortas, dos personajes que aparecen y desaparecen, dos decisiones. ¿Qué historias publicarás hoy en tu Instagram? ¿Qué historias estás dispuesto a vivir cada día? ¿Serás fiel a Dios como Jahaziel o dejarás de lado los principios de la Biblia como hizo Demas?

Este artículo es una condensación de la versión impresa, publicada en la edición de Conexión 2.0 del tercer trimestre de 2019.

Escrito por Pablo Ale, periodista y director de la revista Conexión 2.0.

Fortnite

Fortnite

La batalla real por salvar al mundo

“Nunca hubo una guerra buena o una paz mala”

(Benjamin Franklin).

“Un mapa con varios jugadores que lo recorren intentándose matar unos a otros”. Así me resumió un simpático amigo adolescente de qué se trataba Fortnite, el videojuego que hace furor en el mundo y acumula cada día premios y reconocimientos, así como más usuarios y fanáticos. El juego combina la habilidad para moverse con el pensamiento estratégico, la táctica, el diseño, el ingenio y la creatividad.

“Para no morir, se pueden formar equipos, conseguir armar y hacer construcciones para defenderse”, continúa mi amigo. “El juego comienza con la llegada de todos los jugadores a una isla y termina cuando solo queda vivo uno (o un equipo)”.

Jugar para vivir. Jugar para no morir.

La Biblia habla de una guerra más antigua que la del Fortnite: la batalla entre el bien y el mal, que comenzó con Lucifer en el cielo y luego se trasladó a esta Tierra. Entre ella y el mencionado juego de moda, hay semejanzas y diferencias:

  1. Hay un mundo que salvar: en el juego hay muchos personajes, al igual que en el gran conflicto cósmico entre Dios y Satanás. Sin embargo, hay un héroe que (a diferencia del Fortnite y distante de toda lógica) elige morir en la cruz para salvarnos a todos: Jesús (Juan 3:16).
  2. Hay un avatar que representar: cada jugador de Fortnite elige un seudónimo y se le asigna un avatar; es decir, un personaje que lo identificará en todas las partidas. Satanás es un experto en disfrazarse de ángel de luz para engañarnos (2 Cor. 11:14). Nosotros, por nuestra parte, debemos ser auténticos cristianos, sin máscaras, caretas ni engaños.
  3. Hay que planificar: tanto en la vida espiritual como en Fortnite, no es posible obtener logros sin planificar. Piensa en la historia que contó Jesús en Lucas 14:28 al 32. Nadie construye una torre ni va hacia una guerra sin hacer los correspondientes cálculos. “Quien fracasa en planificar planifica fracasar”, dice una frase popular.
  4. Hay que definirse: tanto en Fortnite como en la guerra contra el pecado, no existe la neutralidad. “Nadie puede servir a dos señores” dijo Jesús (Mat. 6:24). Y también agregó: “El que no está a mi favor, está en contra mía; y el que conmigo no recoge, desparrama” (Mat. 12:30).

Que Dios te dé cada día la fortaleza para elegir lo correcto y ser un triunfador en esta gran disputa universal. Tu vida eterna está en juego.

Este artículo es una condensación de la versión impresa, publicada en la edición de Conexión 2.0 del segundo trimestre de 2019. Escrito por Pablo Ale, Director de la revista Conexión 2.0

En frasco chico

En frasco chico

“Lo bueno, si breve, dos veces bueno” Baltasar Gracián

Me pone feliz tener un pequeño chocolate amargo, de una reconocida marca. Disfruto mucho de armar un cubo Rubik, cuyo tamaño no es más grande que la palma de mi mano. Me siento pleno con el abrazo de un amigo o la sonrisa de la persona que amo.

“Lo bueno viene en frasco chico”, dice un conocido refrán, en referencia a un perfume caro y exquisito. La vida también es así.

Empezamos un nuevo año y, con él, empieza una nueva revista. Es más pequeña para que te sea más práctica al llevarla en la mochila y para que sea más cómoda al leerla.

Pero, si notas bien, la revista es más pequeña pero no se “achicó”. No, no estamos desafiando las leyes de la física. Es menor en tamaño, pero tiene más páginas que la edición anterior. Más páginas y el mismo contenido de siempre: un contenido que rescata los valores esenciales para vivir mejor en esta sociedad y te indica el mejor camino para prepararte a fin de vivir con Jesús en el cielo. Desde esta perspectiva, lo que tienes en tus manos es una revista grande, muy grande.

Como nos renovamos, tenemos nuevas secciones.

  • “Héroes de la Biblia”: Una galería de personajes increíbles.
  • “Yo pude…”: Historias reales de jóvenes que, gracias a Dios, pudieron superar una situación difícil.
  • “En pareja”: Un joven matrimonio nos cuenta lo que para ellos fueron los secretos del éxito en el amor.
  • “Microrrelatos”: Una apasionante historia continuada que te mantendrá intrigado hasta el final.
  • “Apasionarte”: Más que un hobby,   los protagonistas de esta sección tienen una sana pasión.
  • “Palabras de la Biblia”: Un viaje  para buscar antiguos significados a fin de resolver los problemas de hoy.
  • “Remedios naturales”: Consejos prácticos y gratuitos para vivir mejor.
  • “En paz”: ¿Te llevas mal con alguien? Aquí encontrarás la forma de resolver los conflictos interpersonales de la mejor manera.
  • “Esto que sé”: Una sección para aprender cosas de los que realmente saben.
  • “Preguntas existenciales”: ¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena? Esta y otras preguntas merecen las mejores respuestas.

Oramos y trabajamos para que esta revista te pueda resultar útil. Recordando siempre que a Dios también le gusta hacer cosas nuevas. Dice Isaías 43:19: “Yo voy a hacer algo nuevo, y verás que ahora mismo va a aparecer. Voy a abrir un camino en el desierto y ríos en la tierra estéril”.

Abre la nueva Conexión. ¡Cosas muy buenas te esperan!

Escrito por Pablo Ale, periodista y licenciado en Teología, director de la revista Conexión 2.0.