¡Chau, apatía!  ¡Hola, motivación!

¡Chau, apatía! ¡Hola, motivación!

¡Chau, apatía! ¡Hola, motivación!

Revisa este listado de acciones simples que te mantendrán enfocado, resuelto y eficaz.

Existe una problemática que afecta a millones de personas en el mundo. No se trata del mortal coronavirus (COVID-19), tan real y difundido. Nos referimos al desgano y a la falta de motivación que muchos podemos tener en cualquier momento del año. Casi sin darnos cuenta, una sensación de desesperanza nos invade y nos quedamos inmovilizados. Así, como en estado de abandono, nuestros objetivos, propósitos y sueños pasan de largo. Y pasa también nuestra vida. ¿Qué hacer para que esto no ocurra?

Checklist para evitar la desmotivación

Descansa: Muchas veces la rutina nos aplasta y no permite que podamos pensar con claridad. Esto hace que nos desalentemos. Si es posible, tómate unas breves vacaciones o un fin de semana de descanso. Tu mente y tu cuerpo necesitan reposar.

Cuida tu cuerpo: Trata de mantener un estilo de vida saludable. Haz ejercicio diario, ingiere alimentos sanos y abundante agua. Además, intenta establecer una rutina de sueño estable. Eso te dará energía, y fortalecerá tu sistema inmunológico. Tener un cuerpo sano ayuda a estar bien y más enchufado en todas las actividades.

Revisa tus objetivos: Haz una evaluación de tus planes, así como de las metas que quisieras alcanzar. Tal vez, tu desmotivación se debe a que ya no te interesan ciertos temas. Revisa bien a dónde quieres llegar. Quizá el camino que estás tomando no es el adecuado.

Acepta lo que te pasa: Si investigas las biografías de quienes han sido reconocidos en la historia por sus invenciones; deportistas que obtuvieron reconocimiento mundial a través de premios; y personas que llegaron a la cumbre en distintas áreas, observarás que muchas veces tuvieron ganas de “tirar la toalla”. Esto les sucedió a ellos y te puede pasar a ti. Por tanto, es necesario aprender a convivir con estos periodos donde no tendrás el mejor ánimo.

No cedas ante el desánimo: Este punto se enlaza con el anterior. Puedes desanimarte, pero debes levantarte y seguir adelante. ¡Vamos! ¡No desistas ahora! Reinvéntate, ora a Dios y avanza con fe.

Este artículo es una condensación de la versión publicada en la edición impresa de Conexión 2.0 del segundo trimestre de 2021.

La fábrica de minutos

La fábrica de minutos

La fábrica de minutos

Un nuevo año es una brillante oportunidad para aprender a usar mejor lo más valioso que tienes: tu tiempo.

En la mayoría de los casos, nuestras nobles resoluciones de inicios de año quedan en la nada. Que este 2021 sea diferente. ¿Qué hacer para que eso no ocurra?

Checklist para administrar mejor el tiempo

  • Establece objetivos claros, tanto para el día, como para la semana y el mes. Sueña, pero sé realista.
  • Crea tu rutina. Establece horarios. Nuestra mente y cuerpo trabajan de manera más efectiva si somos regulares.
  • Evita distracciones. Tu programa favorito, tu mascota, los mensajes de texto, las redes sociales… todo desenfoca. Si no logras concentrarte en una tarea y estás cada 5 minutos mirando tu celular, hay una aplicación que puede ayudarte. Se trata de “Pomodoro”, un método de productividad que consiste en dividir el trabajo en períodos de 25 minutos, sin interrupciones, con descansos de 5 minutos entre ellos. Gracias a este sistema es posible bloquear temporalmente equis redes sociales o páginas web que suelen distraernos.

[… Texto completo exclusivamente en la versión impresa. Suscríbete a la revista Conexión 2.0 y recíbela trimestralmente en tu domicilio o iglesia] 

Este artículo es una condensación de la versión impresa, publicada en la edición de Conexión 2.0 del primer trimestre de 2021.

Cómo identificar una FAKE NEWS

Cómo identificar una FAKE NEWS

Cómo identificar una FAKE NEWS

¡Cuidado! No todo lo que circula en las redes es cierto.

Seguramente las escuchaste y te alegraste por estas noticias que aparecieron en las redes entre marzo y junio, cuando la COVID-19 empezaba a hacer estragos en el mundo: los niños son inmunes al coronavirus, y comer ajo y tomar baños calientes son la solución al virus. Falso.

O tal vez leíste otras y te preocupaste en extremo: Google y Apple instalaron una app secreta en tu celular para controlarte en relación con la COVID-19. Falso.

Una mala noticia no solo puede afectarte psicológicamente. También puede causarte otro tipo de males.

En Irán, las autoridades dijeron que cientos de personas habían muerto por intoxicación luego de rumores virales sobre los efectos curativos del alcohol.

En el Reino Unido, más de 70 postes telefónicos fueron destrozados debido a los rumores falsos de que la tecnología de telefonía móvil 5G es de alguna manera la culpable del virus.

Definitivamente, una mala información puede arruinar tu vida.

Las noticias falsas, conocidas también como fake news, suelen ser difundidas por las redes con un solo objetivo: crear desinformación. Se diseñan y emiten con la intención deliberada de engañar, inducir a error, manipular decisiones personales, desprestigiar o enaltecer a una institución, entidad o persona.

Checklist para detectar una Fake news

  • Lee la noticia entera, no solo el titular.
  • Averigua la fuente. Cuando una noticia es cierta, citará fuentes seguras y documentos oficiales.
  • Revisa si tiene autor.
  • Si tiene, investiga en Google el medio donde trabaja o quién es él.
  • Si no tiene, desconfía.
  • Busca la noticia en Google. Si es verdadera, otros medios confiables la van a reproducir.
  • Busca los datos que se citan. ¿Son verificables?
  • Verifica la fecha de publicación de la noticia.
  • Si hay una imagen en la noticia, haz una búsqueda en Google. Una fake news suele usar fotos de noticias pasadas.
    ¿Y entonces?
  • Tómate un tiempo y piensa. No compartas la noticia de inmediato.
  • Desconfía. Las noticias inventadas se hacen para causar atracción.
  • Desarrolla el hábito de investigar.

Este artículo fue publicado en la edición impresa de Conexión 2.0 del cuarto trimestre de 2020.

El mejor discurso

El mejor discurso

El mejor discurso

Ideas para organizar tu presentación en público.

Tal vez no te guste hacerlo. Tal vez seas tímido/a. Lo cierto es que, por motivos sociales, académicos o laborales, te tocará hablar en público. ¿Defender una tesis? ¿Exponer una idea en el grupo de trabajo? ¿Dar una meditación en la iglesia? ¿Decir unas palabras en algún evento?

Por eso, desde aquí te brindamos algunos tips a considerar para lograr esto con éxito.

Planifica el momento. Generalmente, si tienes que hacer un discurso o una exposición, sabrás con anticipación el día, la hora y el tiempo con el que cuentas, y demás detalles. Agenda esto y organízate a fin de llegar a ese día plenamente preparado.

Planifica el discurso. Hablamos aquí del contenido propio de lo que dirás. No puedes improvisar. Piensa ideas y anótalas en un papel o guárdalas en un archivo de la computadora o del celular. Luego sistematiza esas ideas en tres partes: introducción, desarrollo y conclusión.

Planifica las partes de tu discurso. No importa la extensión en minutos de lo que tienes que decir. Ya sea que se trate de una hora o de cinco minutos, debes introducir al tema, desarrollar aspectos de ese tema y presentar una conclusión al respecto.

Estudia o memoriza. Trata de no leer. Estudia tu discurso. Tal vez no lo sepas de memoria, pero es recomendable conocer bien cada parte, así como la parte que sigue. Ten en claro exactamente qué vas a decir al principio y cómo vas a terminar al final.

Practica el contenido. Ahora llegó el tiempo de ensayar todo lo que está en el papel, en la pantalla del celular o en un archivo de Power Point.

Evalúa tu vestuario. Si bien lo importante es el contenido del discurso, cómo lo representarás también lo es. Tu modo de vestir también comunica.

Ensaya en el lugar del discurso. Si puedes ir al auditorio, templo, plataforma, salón, etc., donde hablarás, mucho mejor. Familiarízate con el ambiente, con el escenario, con el micrófono, etc.

Descansa adecuadamente. Más allá de la hora de tu discurso, mantente descansado y libre de estrés la noche anterior. Relájate y enfrenta esta situación con todos tus sentidos bien despiertos. Un rostro fresco, bien descansado y con una sonrisa te ayudará en tu discurso.

Sube seguro y mira a tu audiencia. Llegó la hora. Como has planificado y ensayado, sin duda tu discurso será un éxito.

Este artículo es una condensación de la versión impresa, publicada en la edición de Conexión 2.0 del tercer trimestre de 2020.

Escrito por Pablo Ale, pastor, periodista y director de Conexión 2.0.

¡Un gran evento!

¡Un gran evento!

¡Un gran evento!

Ideas para que organizar sea más simple y productivo.

Como vimos en el número anterior, una checklist es una lista enumerada de los elementos necesarios para realizar cierta actividad. Así, a medida que se vayan cumpliendo esos elementos, se deben marcar a fin de que se sepa con claridad y rapidez si se cumplen o no los planes, los objetivos o las metas propuestos. De esta manera, ya sea en nuestra escuela, en nuestro trabajo o en cualquier otra tarea, podemos ganar eficiencia y facilidad a la hora de realizar un seguimiento.

Checklist para organizar un evento

Tres meses antes (o más):

  • Elige la fecha y confírmala.
  • Elige el lugar y confírmalo.
  • Elige un lugar alternativo ante posible cancelación del lugar escogido.
  • Avisa a los invitados y pon una fecha límite para confirmar la asistencia.
  • Define qué tipo de programación tendrá el evento y cuánto durará.
  • Define qué tipo de comidas tendrá el evento (si es que las tiene).
  • Define el tipo de decoración.
  • Define el presupuesto del evento.
  • Organiza distintas comisiones para ayudar: programación, decoración, audio, recepción, atención de invitados, regalos y/o premios, presupuesto, etc.

Un mes antes:

  Organiza con horarios detallados y programación precisa el contenido.

  • Revisa lo que necesitas para el evento
  • Promoción del evento por todos los medios posibles y al alcance (cartelería, anuncios orales, redes sociales, grupos de WhatsApp, etc.).

Una semana antes:

  • Repasa el programa con todas las personas involucradas. Que todos sepan qué hacer y cuándo.
  • Si el evento tiene una ”App”, invita a todos a descargarla. Si no, adelanta a los invitados algo de la programación.
  • Ve al lugar del evento y chequea si todo está en orden.
  • Prepara todo el material necesario.

El día del evento:

  • Acuéstate temprano la noche anterior. Descansa bien.
  • Llega al lugar con el tiempo suficiente como para solucionar cualquier imprevisto.
  • Repasa el programa con cada persona que participa en la coordinación.

Después del evento:

  • Realiza una evaluación del evento con todas las comisiones o colaboradores.
  • Envía un agradecimiento a todas las personas involucradas en la organización.

Este artículo es una condensación de la versión impresa, publicada en la edición de Conexión 2.0 del … trimestre de 2019.

Escrito por Pablo Ale, pastor, periodista y director de Conexión 2.0.

Todo bajo control

Todo bajo control

Todo bajo control

Una buena idea para tener la vida más organizada y no olvidarse de nada.

Hacerla no cuesta mucho y nos puede ahorrar varios problemas. Estamos hablando de una lista de verificación (más conocida como checklist), que es un tipo de ayuda para la vida cotidiana o laboral utilizada para reducir posibles y normales fallas de la memoria y la atención humana. De este modo, la mencionada lista ayuda a garantizar que se lleven a cabo todas las tareas, y que no falte ningún elemento.

Por ejemplo, una lista de tareas interesante sería un cronograma detallado que determine todas las ocupaciones a realizar según las prioridades establecidas.

Las listas de tareas son muy utilizadas en distintas áreas:

  • Se utilizan en la aviación, previo al vuelo, a fin de garantizar que los elementos críticos no se pasen por alto.
  • Son útiles para comprobar la calidad de la ingeniería de software.
  • Son indispensables para procedimientos antes de una intervención quirúrgica.

Por estas razones, desde ahora, te invitamos a que realices tus propias listas de verificaciones.

Para empezar, te presentamos una lista muy efectiva para que disfrutes de unas excelentes vacaciones en la playa.

Checklist para ir a la playa

Elementos básicos:

  • Traje de baño.
  • Ojotas.
  • Toalla.
  • Protector solar.
  • Ropa extra para cambiarse.
  • Crema para usar luego de tomar sol.
  • Anteojos de sol.
  • Sombrero o gorro.
  • Manta para sentarse.

Elementos extra:

  • Sombrilla.
  • Silla de playa.
  • Pelotas y paletas.
  • Juegos de mesa para playa.
  • Un libro.
  • Música.
  • Snorkel.

Otros elementos:

  • Documento de identidad.
  • Dinero.
  • Mini botiquín.
  • Carnet de conducir.
  • Celular.
  • Cargador de celular.
  • Cámara de fotos.

Este artículo es una condensación de la versión impresa, publicada en la edición de Conexión 2.0 del primer trimestre de 2020.

Escrito por Pablo Ale, pastor, periodista y director de Conexión 2.0.