Somos íntimos – Parte 1

¿Alguna vez tuviste un amigo o amiga tan, pero tan cercano que, después de un tiempo, los sentimientos de uno de los dos o de ambos se confundieron? ¿Alguna vez perdiste una linda amistad por ese motivo? ¿Tuviste problemas con tu novio o tu novia por culpa de una tercera persona con quien tenías una amistad muy íntima?

Si te pasó, perteneces a un grupo bastante numeroso. Muchos hemos sufrido esta situación. Lo más triste es que, la mayoría de las veces, esta experiencia no es el resultado de malas intenciones. Suele pasar entre jóvenes que se quieren y que quieren lo mejor para el otro.

¿Es posible evitar estos problemas? Como todo lo que tiene que ver con las relaciones interpersonales, no hay fórmulas mágicas. Pero sí hay algunos consejos que podemos tener en cuenta para prevenir estas situaciones dolorosas.

Hace unos años encontré la publicidad que ves en este artículo. ¡Me encantó! Es del correo postal de Australia.

La leyenda dice: “Si realmente quieres tocar a alguien, envíale una carta”.

Esta imagen ilustra una gran verdad vinculada a este tema: la intimidad emocional y la intimidad física están muy relacionadas.

Escuchamos con frecuencia que es importante tener límites bien establecidos en la intimidad física, según el tipo de relación que tenemos con otras personas. ¿Alguna vez te pusiste a pensar en los límites de la intimidad emocional?

Seguramente tienes claro que compartir intimidad física y sexual con alguien que apenas conoces no es la decisión más inteligente… Sin embargo, muchas veces compartimos cosas íntimas, muy personales, con personas que conocemos hace poco tiempo. A veces, en el deseo de ayudar y apoyar a otro, desarrollamos rápidamente una intimidad emocional que no corresponde con la etapa en la que se encuentra nuestra relación.

Somos íntimos – Parte 1

¿Será necesario que aprendamos a manejar la intimidad emocional con el mismo cuidado con el que manejamos la intimidad física? ¿Será tiempo de poner límites a la intimidad emocional y desarrollarla de manera progresiva? Dios quiere darte sabiduría y tiene consejos muy útiles. En la segunda parte de este artículo los compartiremos…

Por | 2017-03-08T10:21:28+00:00 10 Enero, 2017|Categorías: Autoestima|Etiquetas: , , |0 Comentarios

Acerca del autor:

Soy cristiano y amo a Dios con todo mi corazón. Tengo el privilegio de estar casado con la mejor mujer del mundo y disfruto de mis dos hermosas hijas. Me apasiona trabajar con jóvenes, la comunicación, la docencia, viajar y los deportes.

Deje su comentario