La oración verdadera y eficaz debe basarse en la voluntad de Dios. ¡Dios es demasiado sabio para equivocarse!

Joven orando

Tú y la mayoría de los más de dos mil millones de cristianos deben haberse preguntado por qué Dios a veces no responde las oraciones. Queremos un “Sí” para todo.

Muchas veces, Dios es visto como el genio de la lámpara mágica, que concede tres pedidos para bendecir a aquel que lo invoca. Esto conlleva una inversión de roles: son las criaturas las que ordenan a Dios qué hacer y qué no; pero la Biblia es al revés: es el Dios creador quien determina lo que nos conviene.

“Padre mío, si es posible, pasa de mí esta copa”, oró Jesús en el jardín del Getsemaní. Si Dios hubiera respondido afirmativamente a la oración más desesperada jamás realizada, Cristo no habría enfrentado la muerte en la cruz, y la humanidad se habría perdido para siempre. Jesús cumplió con la voluntad de su Padre, ya que su oración completa fue: “Pero no sea como yo quiero, sino como tú”.

Pero ¿qué decir de los pedidos que no son un mero gusto personal, sino oraciones legítimas y serias? ¿Cómo entender el “No” de Dios cuando lo que está en juego es una enfermedad, el hambre, la desilusión o la muerte? Hasta que lleguemos al cielo, las adversidades nos servirán como recordatorio de que somos peregrinos en este mundo de pecado y que lo mejor aún está por venir (2 Ped. 3:11-13).

Ya en la antigüedad, Job quiso colocar a Dios entre la espada y pared: “Clamo a ti, y no me oyes; me presento, y no me atiendes” (Job 30:20). No era para menos: en poco tiempo, Job había perdido su riqueza, sus hijos y su salud.

Pero el mismo Job, en un momento de su dramática experiencia, tuvo una nueva visión de quién es Dios. Finalmente entendió que cuando Dios responde a una oración tiene en cuenta las consecuencias eternas. Incluso antes de que su suerte cambiara, Job nunca entendió la razón de su sufrimiento. Pero solo necesitaba una certeza: ¡Dios es demasiado sabio para equivocarse! Y el “No” de Dios debe enseñarnos a nosotros la misma lección.

Condensado del artículo escrito por André Leite para Conexión 2.0

Por | 2017-03-08T10:21:49+00:00 18 julio, 2016|Categorías: Imagina...|Año: 2016 |Trimestre: 3er Trimestre |Etiquetas: , , , , |0 Comentarios

Acerca del autor:

Esta es tu revista. Editada por Editorial ACES para la Red hispana de Educación Adventista de Sudamérica.

Deje su comentario