Comenzamos el año hablando de uno de los mejores regalos de Dios para nosotros: La capacidad de elegir lo que pensamos, decimos y hacemos.

¿Por qué crees que filósofos, poetas, escritores e intelectuales han escrito larguísimos tratados sobre ella? La respuesta es simple: la libertad es,
sin duda, uno de los mayores tesoros que tenemos como seres humanos. Ahora bien, como decía el personaje de una conocida película, “un gran don implica una gran responsabilidad”. Cuando Dios nos creó, nos hizo esencialmente libres; es decir, nos dio la capacidad de elegir. Tienes en tus manos un gran legado y una gran responsabilidad.

Cuando elegimos mal

¿Cuántos personajes de la Biblia eligieron mal?
¡Muchos! La lista es muy extensa. Veamos algunos ejemplos a continuación:

Adán y Eva: Dios les dio la libertad de elegir entre la obediencia y la desobediencia. Pero, cuando ellos eligieron mal, su vida se derrumbó. El destino no está en la suerte, en los astros, en las cosas que te pasan en la vida. El destino está en tus manos. Tú eres el arquitecto de tu propio destino.
Nadab y Abiú: Ellos eligieron darle a Dios un estilo de adoración diferente. Un estilo que el Señor había prohibido. Pudiendo elegir lo bueno, tomaron una decisión errada.
Ananías y Safira: Ellos eran cristianos y, un día, decidieron vender sus bienes y donarlos a la iglesia. No obstante, hubo algunos problemas. Ananías sustrajo del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo sólo una parte, la puso a los pies de los apóstoles.

Cuando elegimos bien

Personajes de la Biblia que eligieron bien:

Enoc: Tenía una relación tan cercana con Dios que caminó con él y Dios se lo llevó. Dios le dio a Enoc la libertad de elegir entre la obediencia y la desobediencia. Y él decidió cumplir los mandatos del Cielo.
Daniel: Daniel y sus amigos usaron su libertad sabiamente. Daniel escogió ser puro. ¿Dónde? En su corazón. “No puedes impedir que las aves revoloteen sobre tu cabeza, pero puedes impedir que hagan nido en ella”, dice el refrán popular.
Josué: A las puertas de la Tierra Prometida, y luego de innumerables peripecias que implicaron caminar cuarenta años por el desierto, él pronuncia las palabras de Josué 24:15 “Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová”.
Libertad, esa palabra sublime

Monumento de la libertad

“La libertad iluminando el mundo”, conocida como la Estatua de la Libertad, es uno de los monumentos más famosos de Nueva York, de los Estados Unidos y de todo el mundo. Se encuentra en la isla de la Libertad, al sur de la isla de Manhattan, junto a la desembocadura del río Hudson y cerca de la isla Ellis. La Estatua fue un regalo de los franceses a los estadounidenses en 1886 para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y como un signo de amistad entre las dos naciones. Fue inaugurada el 28 de octubre de 1886 en presencia del presidente estadounidense de la época, Grover Cleveland.

Ahora que comprendiste la voluntad de Dios sobre este asunto, ora y reflexiona por unos días: ¿Estoy seguro de obedecer a Dios? ¿Siento paz interior? Si así sucede… ¡adelante con la decisión!

En la revista impresa cometimos un error. Publicamos que la independencia de Perú fue el 27-12-1820, pero ese día se proclamo la independencia de Lambayeque. El Día de la Independencia de Perú fue el 28 de julio de 1821. Pedimos disculpas por el error.
Por | 2017-09-26T15:00:11+00:00 2 enero, 2017|Categorías: Destacado|Año: 2017 |Trimestre: 1er Trimestre |Etiquetas: , , |0 Comentarios

Acerca del autor:

Periodista. Director editorial de la edición impresa de Conexión 2.0. Trabaja en Editorial ACES

Deje su comentario