Marvel es un estudio de creación de cómics propiedad de Disney, productor de varias películas de superhéroes de historieta. Su estrategia más exitosa ha sido crear un universo ficticio, descrito parcialmente en cada película, desde el punto de vista de los superhéroes que las protagonizan. En nuestros días, esa macro historia desemboca en el film Guerra del infinito, partes 1 y 2.

La guerra del infinito – Parte I

¿De qué trata Guerra del Infinito? Pues, vamos a verlo.

¿Te acuerdas cuando hablamos en un artículo pasado sobre el retorno del héroe? Si no, te recomiendo que lo leas antes de proseguir con esta lectura.

Todas estas producciones cinematográficas están completamente impregnadas de elementos apocalípticos. Este artículo será el primero de dos; igual que la película Guerra del infinito. Vamos a comentar esta historia y sus relaciones con el gran conflicto cósmico que describe la Palabra de Dios.

Ya vimos que en ese universo ficticio, la vida siempre está amenazada por diversos agentes destructivos:

Destrucciones del mundo:

  • Natural. Catástrofes relacionadas con el agua, sol, terremotos, epidemias…

  • Humana. Guerras, hambre, desigualdad, racismo…

  • Invasión extraterrestre. Seres de otros planetas que vienen al nuestro a robárnoslo o vienen con la misión de salvarnos de otros invasores.

El personaje malvado de Guerra del infinito se llama Thanos (que es una abreviatura de la palabra griega para muerte, thanatos). Llega a la tierra en busca de unas gemas, las cuales al ser insertadas en un guante aportan un gran poder. Este ser busca el objetivo de equilibrar las cosas, ya que piensa que la mayoría de los males que sufre el universo se debe a la sobrepoblación. Para ello, y con la ayuda de las gemas, matará a la mitad de la población. Hay un gran paralelismo aquí entre Thanos y el cuarto jinete del Apocalipsis:

“Cuando el Cordero rompió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que gritaba: «¡Ven!» Miré, ¡y apareció un caballo amarillento! El jinete se llamaba Muerte, y el Infierno lo seguía de cerca. Y se les otorgó poder sobre la cuarta parte de la tierra, para matar por medio de la espada, el hambre, las epidemias y las fieras de la tierra.” (Apocalipsis 6:7-8, versión NVI online).

¡Qué gran diferencia con la misión de nuestro superhéroe y Salvador Jesucristo! Él viene a salvar a todo el mundo. Si por él fuera, se salvarían todos. Pero los que se pierdan, será por elección propia.

Es hermoso y esperanzador saber que tenemos a alguien que vendrá a la tierra, pero no con todas esas malas intenciones que nos muestran estas historias, sino con las mejores del mundo, pensando en ti y en mí.

En el próximo artículo concluiremos la comparación entre esta saga ficticia y la realidad inminente.

Hoy y siempre, ¡maranata!

Por | 2018-09-10T14:17:24+00:00 2 noviembre, 2018|Categorías: Cine|Etiquetas: , , |0 Comentarios

Acerca del autor:

Como Director de cine adventista y productor de videojuegos puse mi vida en las manos de Dios para compartir su mensaje a jóvenes por estos medios. Mi compañera, guionista y youtuber, Bitia Martínez, me asesora y ayuda a preparar los artículos que publico en Conexión 2.0.

Deje su comentario