Existe una clase de pensamientos relacionada con los sentimientos, llamada “pensamiento mágico emocional”. Es decir, suponemos que las cosas con mi novia (o novio, depende de quien lea) irán bien en todo sentido, ya que la conozco lo suficiente. Sin embargo, a lo largo del matrimonio se podrían evidenciar conductas que no habíamos detectado antes y que podrían resultar un tanto incómodas.

¿Es importante conocer a los padres?

Sabemos que en cada cita o encuentro de novios se revela solo un poco de la realidad. Vamos conociendo de a poco al ser amado. Esta es la realidad de muchas parejas de novios:

  • Solo se ven algunos días u horas a la semana.

  • Están muy bien arreglados cuando se ven.

  • Están influenciados por el efecto de las dopaminas en la región prefrontal del cerebro, lo que hace que el juicio crítico esté amortiguado.

Alguien dirá, entonces, que el noviazgo debe durar largo tiempo, unos cinco años, y esa sería la solución. Pues, planteo lo contrario: que el noviazgo sea de duración media (dos años, más o menos) y que la etapa de la amistad sea de una duración similar o un poco menos. Es en la amistad donde se conoce mejor a las personas.

Pero, volviendo al razonamiento inicial, al conocerse lo “suficiente” solo viéndose ambos, pasamos por alto el conocer la familia de origen de nuestro futuro cónyuge. La influencia y el impacto de la familia no solo en la mente de nuestro ser amado, sino también en su vida física, psicológica, social, ecológica y espiritual es contundente.

Tanto las expresiones emocionales, la capacidad de mantenerse activos, y aun la actitud conductual frente a la búsqueda de relaciones sociales, se han heredado de los padres en un promedio del 30%.

Otros rasgos que se pueden heredar muy probablemente son el sentido del bienestar, la capacidad de liderazgo, las conductas de reacción al estrés, la prudencia (precaución ante los riesgos), el respeto a la autoridad y la imaginación.

Frente a estas realidades, es entonces importantísimo que los novios conozcan a los padres de sus seres amados. Deben buscar espacios para poder pasar tiempo con los padres de su novio o su novia a fin de poder conocer cómo se conducen y observar cómo “funciona” el hogar, ya que es la fuente de donde se nutrirá el novio o la novia para enfrentar su vida cuando estén casados.

Si ves que el hogar de tu ser amado es ruidoso, probablemente tu hogar tienda a ser así. Ahora, si anhelas un espacio más calmo, fíjate bien en qué ambiente se desarrolló tu amado o amada.

En los cursos de Hogar y Familia de la Universidad Peruana Unión enseño que cuando tienes planes de matrimonio debes estar un poquito “enamorado” también de tus futuros suegros. Y esto se debe a lo siguiente:

  • Tu actual novio, y luego cónyuge, terminará pareciéndose mucho a sus padres, aunque ahora no se parezcan demasiado.

  • Tu actual novio, y luego cónyuge, presentará conductas o gustos similares a los de sus padres.

  • Probablemente, tratará de reproducir los modos y las maneras de conducta de sus padres frente a situaciones como disciplina, romance, manejo de crisis, aspiraciones y ambiciones, entre otras.

Cuán importante es que conozcamos la familia de origen del futuro cónyuge. Es una cuestión vital. Observemos esta cita de Elena de White:

“En el hogar es donde ha de empezar la educación del niño. Allí está su primera escuela. Allí, con sus padres como maestros, debe aprender las lecciones que han de guiarlo a través de la vida: lecciones de respeto, obediencia, reverencia, dominio propio. Las influencias educativas del hogar son un poder decidido para el bien o para el mal. Son, en muchos respectos, silenciosas y graduales, pero si se ejercen de la debida manera llegan a ser un poder abarcador para la verdad y la justicia. Si no se instruye correctamente al niño en el hogar, Satanás lo educará por instrumentos elegidos por él. ¡Cuán importante es, pues, la escuela del hogar!” (Consejos para los maestros, versión online).

Por | 2018-10-29T09:04:05+00:00 26 octubre, 2018|Categorías: Noviazgo|Año: 2018 |Trimestre: 4to Trimestre |Etiquetas: , , |0 Comentarios

Acerca del autor:

Pastor - Maestría en Salud Pública. Iglesia Adventista del Séptimo Día. Lima, Perú.

Deje su comentario