El inglés como idioma global

En el artículo anterior te conté que el inglés, en su función de lengua franca, es hablado por unos mil millones de personas alrededor del mundo. De estas, solamente un 30% son hablantes nativos. El resto son personas como tú y yo, que lo hemos aprendido como un idioma extranjero. Estas estadísticas demuestran que el inglés ya no tiene un “dueño exclusivo” (Gran Bretaña o EE.UU.). Hoy en día, el inglés le pertenece al mundo y se adapta a sus nuevos hablantes, que le dan un toque característico y propio. No ha sido fácil que la gente acepte este hecho y deje de pensar en un inglés “puro” o “verdadero” y otros de “segunda categoría”. Lo bueno es que de a poco se están derribando estos prejuicios.

Cuando estaba en la escuela secundaria, hace ya algunos años, comencé a estudiar inglés. En ese entonces, todos mis profesores hablaban un “perfecto inglés británico”; los libros de texto reproducían la misma variedad lingüística como si fuera la única. Al hacer el profesorado de inglés en la universidad, nuestros mayores esfuerzos como alumnos se centraban en reproducir el mismo acento británico. Si bien nuestro nivel de inglés era bueno, esta falta de variedad más tarde se presentó como una desventaja.

Al tener la oportunidad de viajar a EE.UU., creí que mi sueño de estudiante de inglés se estaba cumpliendo. Era el momento y lugar perfecto para poner en práctica todo lo que había aprendido. Pero la experiencia inicialmente me frustró por partida doble: por un lado, tuve algunos problemas de comprensión; por otro, sentía vergüenza por mi “inglés con acento argentino”. Lo primero se resolvió en pocos días; sobreponerme a lo segundo no ocurrió tan rápido.

En la actualidad, la interacción entre personas de diferentes partes del mundo es habitual y el inglés es una herramienta básica para lograrla. Los beneficios son muchos, pero me centraré en dos:

  • El inglés es un idioma global y, como tal, varía de un lugar a otro. Y eso está bien.
  • Hablar inglés “con acento” no es motivo para avergonzarse. Muy por el contrario, es motivo de orgullo, de sentir la satisfacción de poder hablar otro idioma.

Como puedes ver, el inglés es el idioma que habla el mundo. ¡No pierdas las oportunidades para aprenderlo!

Por | 2017-03-08T10:21:33+00:00 5 Diciembre, 2016|Categorías: Inglés|Etiquetas: , , |0 Comentarios

Acerca del autor:

Profesora de inglés. Magíster en enseñanza de inglés como lengua extranjera. Enseña en la Universidad Adventista del Plata y dirige la carrera de Profesorado de Inglés. Columnista web de Conexión 2.0.

Deje su comentario