Internet nos ofrece muchísimas oportunidades y recursos para aprender un idioma. Buscar palabras en un diccionario en línea es una de las tareas más sencillas y utilizadas, por eso hoy te propongo comenzar con un desafío: que encuentres la traducción de algunos términos. ¿Estás listo? La primera palabra es “sobremesa”.

¿Tuviste suerte? ¿No? Probemos con otra: “churro”. ¿Tampoco? Una más, pero esta vez, desde el inglés: “facepalm”. ¿Nada? Bueno, a no desanimarse… te confieso que esto tenía una trampa porque todas las palabras elegidas son intraducibles a otros idiomas. ¿Te gustaría saber por qué?

Uno de los motivos principales por los cuales una palabra no tiene equivalente directo en otro idioma es porque lo que representa no existe en la cultura del idioma de llegada (al que se quiere traducir). Veamos el primer ejemplo. La costumbre de la sobremesa es común en algunos países de Latinoamérica, pero es totalmente desconocida en muchos otros lugares. El hecho de quedarse a conversar alrededor de la mesa con familia o amigos luego de una buena comida no ocurre en ninguna cultura anglosajona, y eso explica por qué no hay una palabra en inglés para describirlo. Lo mismo pasa con los churros, esas frituras dulces solo comunes en España, Portugal o América Latina. En otros países no se conocen y, por lo tanto, no puede haber una palabra para algo que no existe.

“Facepalm” hace referencia a un gesto para expresar incredulidad, vergüenza o exasperación. Generalmente, las personas hacen el gesto; no hablan acerca de él. Esto ejemplifica otra de las razones por las que una palabra no tiene traducción: simplemente, no hay una necesidad real de encontrar un equivalente y por eso, no se lo crea.

Los ejemplos abundan, pero lo mejor de todas estas expresiones es que, más que ser un obstáculo para la comunicación, son la forma de conocer en profundidad otras culturas, a las personas y sus costumbres. Perderle el miedo a “los intraducibles” es el verdadero desafío. ¿Te animas a intentar?

Intraducibles

Ejemplos de intraducibles:

Por | 2017-03-08T10:21:48+00:00 19 julio, 2016|Categorías: Inglés|Etiquetas: , , |1 Comentario

Acerca del autor:

Profesora de inglés. Magíster en enseñanza de inglés como lengua extranjera. Enseña en la Universidad Adventista del Plata y dirige la carrera de Profesorado de Inglés. Columnista web de Conexión 2.0.

Un comentario

  1. Mariana 23/01/2018 en 10:47 am - Responder

    Buen artículo. Un gran desafío para traductores, intérpretes y afines reconocer estos términos y lograr la mejor equivalencia en la lengua de llegada.

Deje su comentario