Está comprobado que, entre los jóvenes, Internet es el principal medio de comunicación y entretenimiento: se usa la web para jugar, conversar, escuchar música y mirar películas”. Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios (1 Corintios 10:31).

¡No! ¡Definitivamente, no! ¿Cómo imaginar la vida actual sin los servicios de la web? Facebook tiene casi 1.400 millones de usuarios. Eso significa que 1 de cada 4 personas en este planeta tiene un perfil en esta red social. También está comprobado que, entre los jóvenes, Internet es el principal medio de comunicación y entretenimiento. Ahora, te propongo pensar la vida sin Internet.

Niña con celular

Juegos de niños

¿Cuántos niños todavía juegan a las escondidas? Con la popularidad de los dispositivos móviles, toda una generación ha cambiado la recreación cara a cara por diversión virtual mediante los juegos electrónicos. A esto se le suma un estilo de vida sedentario y menor interacción personal. El daño al desarrollo físico y social es casi inevitable.

Espacio virtual

Tour virtual

Uno de los proyectos más ambiciosos de la era digital es colocar todo el mundo en Internet. Actualmente, cualquier persona con acceso a Internet puede “visitar” nuestro barrio desde cualquier parte del mundo, situarse frente a nuestra puerta, ver el mapa de acceso y el estado del tráfico. Si te descuidas, puede ver tus fotografías de las vacaciones y conocer tus datos de consumo o hasta tu árbol genealógico. Esto era algo impensable antes de la red, y teníamos que conformarnos con unos pocos datos de nuestro círculo de amistades o conocidos.

Mirar en facebook

Menos concentración, más comodidad

No es tan fácil realizar una sola actividad sin ceder a la tentación de mirar Twitter, Facebook o el correo electrónico. Y eso no es todo: más allá de todo lo bueno que tiene, Google nos ha vuelto un poco más perezosos. Tenemos toda la información a solo un clic de distancia.

Conversación cara a cara

Cara a cara

La forma en que nos relacionamos ha cambiado radicalmente. Actualmente es preferible conocer a una persona primero en las redes sociales y luego encontrarse cara a cara. La tecnología ha acercado a los que están lejos… pero alejó a los que están cerca.

Información en vivo y vertiginosa

Toda la información está disponible en línea, y de forma gratuita en la mayoría de los casos. La información ya no es patrimonio exclusivo de los periodistas. Cualquier persona con conexión a Internet es capaz de “producir” noticias.

En resumen, Internet no tiene porqué ser demonizada. Pero tampoco podemos elevarla a un estatus de divinidad. Recuerda: Internet no es omnipresente (no puede estar en todas partes); no es omnisciente (no tiene todas las respuestas); y no es omnipotente (no ofrece todas las posibilidades ni las soluciones). Como cualquier tecnología, Internet es una extensión humana; por ende, tiene lo mejor y lo peor de nosotros.

Por | 2017-03-08T10:21:46+00:00 1 agosto, 2016|Categorías: Imagina...|Año: 2016 |Trimestre: 2do Trimestre |Etiquetas: , , , |0 Comentarios

Acerca del autor:

Periodista. Director editorial de la edición impresa de Conexión 2.0. Trabaja en Editorial ACES

Deje su comentario